Si en posts anteriores hemos hablado de la importancia de la innovación y de la educación de los más pequeños en ella, no podríamos dejar tampoco de lado el valor de su divulgación.

Los cambios necesarios para el progreso de nuestras sociedades van siempre precedidos por la innovación. A su vez, esta va precedida por buenas ideas. Ideas que necesitan ser desarrolladas para que no se queden simplemente en un concepto, en algo abstracto. Muchas veces los emprendedores que están detrás de estas ideas brillantes que mueven el mundo, necesitan una buena dosis de inspiración para sacar adelante sus proyectos. Por eso es muy importante que emprendedores que han convertido ideas innovadoras en realidades tangibles, aporten su experiencia a la sociedad mediante el uso de los canales de la divulgación.

Las charlas TED

Una de las iniciativas que mejor están promoviendo la difusión de la innovación, las ventajas del emprendimiento y, además, la necesidad de aplicar ambos conceptos en el desarrollo de un mundo más sostenible, es TED (acrónimo formado por las siglas de Tecnología, Entretenimiento y Diseño), una organización sin ánimo de lucro creada en los años 80, con el fin de hacer llegar al mundo las ideas que merece la pena difundir.

Las charlas TED (o TED talks) son cada vez más conocidas, tanto por la calidad de sus ponentes (han participado en ellas nombres tan ilustres como los fundadores de Google, Bill Gates, Al Gore o Bill Clinton) como por lo ecléctico de sus temas: tecnología, ciencia, energía, cultura… Actualmente hay más de un millar de charlas TED a disposición de quien quiera escucharlas.

Además, en 2009 se creó un programa llamado TEDx, con la idea de organizar conferencias de carácter local e independientes, similares a las charlas TED oficiales. Hasta la fecha, se han organizado más de 1.500 conferencias TEDx en diversas partes del planeta. La asistencia a las mismas es gratuita.

Cinco charlas inspirativas

Con el fin de poder inspirar a emprendedores y a las mentes más inquietas, desde el blog queremos compartir con todos nuestros lectores cinco charlas TED excepcionales, basadas en temas de actualidad como la innovación, la sostenibilidad o la importancia de las empresas emergentes.

1. Charles Leadbeater habla sobre innovación

¿Innovación al alcance de todo el mundo? Eso es lo que plantea Charles Leadbeater en esta charla, mediante la introducción del concepto de innovación colaborativa. Para Leadbeater, innovar ya no es algo que se encuentre solamente en mano de profesionales, sino que cualquiera que tenga una buena idea, y herramientas para llevarla a cabo, puede hacerlo.

La mayoría de la creatividad es acumulativa y colaborativa

Leadbeater defiende sus argumentos con ejemplos como el desarrollo de las primeras bicicletas de montaña, diseñadas realmente por los usuarios (un producto que aporta en la actualidad el 65% de las ventas de bicicletas en EE. UU.), el rap (estilo musical creado por afroamericanos de barrios marginales, quienes utilizaban sus propias herramientas) o el impacto social de Wikipedia, uno de los proyectos colaborativos más importantes de Internet.

2. Bill Gross: La sencilla razón por la que compañías emergentes tienen éxito

Es inevitable no asociar muy a menudo la innovación a la creación de startups.  En esta charla, el emprendedor Bill Gross –fundador de decenas de empresas- habla sobre su búsqueda de los factores claves que conducen a una startup al éxito.

La mejor manera de evaluar la elección del momento oportuno para una empresa emergente es ver cuidadosamente si los consumidores están realimente listos para lo que les ofreces.

Gross estudió durante un tiempo diversas empresas emergentes, tanto propias como ajenas, con la intención de averiguar dónde residía la clave del éxito o del fracaso de las mismas. Para ello, calificó cada compañía de acuerdo a cinco elementos fundamentales: idea, equipo, modelo de negoción, financiación y elección del momento oportuno. En uno de ellos radica el quid del triunfo.

3. Alex Steffen: El futuro compartido de las ciudades

El valor de las Smart Cities, las ciudades inteligentes del mañana, es fundamental si queremos imaginar sociedades libres de contaminantes. El periodista Alex Steffen explica aquí algunos de los proyectos de sostenibilidad más importantes de cara a un futuro no muy lejano: ecodistritos, retrofitting urbano, ciudades verdes…

Vivimos en un planeta que se está urbanizando rápidamente.

Steffen aboga por una fuerte concienciación social para poder enfrentarnos a los desafíos que conlleva un –necesario- cambio de modelo energético, en un planeta cada vez más urbanizado. Es vital la existencia de ciudadanos que adopten un modo de vida basado en las energías renovables, que apuesten por la movilidad sostenible y que vivan en edificios inteligentes (operativos gracias a la luz solar, la brisa, la energía mecánica…). En definitiva, personas que construyan un futuro que no dependa de los combustibles fósiles.

4. Dale Dougherty: Somos hacedores

Dale Dougherty, publicista de la revista MAKE, defiende en esta charla la idea de que todos los seres humanos somos hacedores en potencia. Cuando, en sus propias palabras, nuestra curiosidad nos lleva a jugar con la tecnología, ven la luz algunos de los proyectos más innovadores de la historia. Especialmente cuando se forma una comunidad de inventores con las mismas inquietudes. Industrias del tamaño de Apple o Ford nacieron así.

Los seres humanos somos hacedores de nuestro propio mundo, y particularmente del rol que tiene la tecnología en nuestras vidas.

Para poder desarrollar nuestras propias ideas, Dougherty presenta unas cuantas herramientas novedosas e innovadoras que se encuentran al alcance de casi todo el mundo, como  Arduino, plataforma de hardware libre –utilizada de base en varias aplicaciones electrónicas-, o MakerBot, que ofrece impresoras 3D a precios asequibles.

5. Amory Lovins: Un plan para la energía a 40 años

La dependencia mundial del petróleo es un hecho innegable. Amory Lovins, teórico de la energía, expone aquí las medidas necesarias para acabar con la hegemonía de los combustibles fósiles. Lovins propone la búsqueda de un nuevo “fuego” para el ser humano moderno, aunque implementarlo en nuestras sociedades conllevaría realizar cambios profundos en nuestro uso del petróleo, del carbón, de la energía nuclear…

El sistema energético actual no solo es ineficiente, también está desconectado, es viejo, contaminante e inseguro.

Al reinventar el «fuego», se podría reducir el consumo energético en los cuatro sectores que más energía gastan (transporte, edificios, industria y electricidad), generar un importante ahorro económico y reducir las emisiones de carbono en un 82%. Según Lovins, un futuro sin energías contaminantes no es una quimera: para 2050 el sistema energético global podría ser eficiente, y estar bien conectado y distribuido. Para ello, los vehículos, las viviendas y las fábricas deberían contar con un suministro eléctrico moderno, seguro y adaptable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here