A largo de la historia, las mujeres han tenido vetado el acceso al campo de las ciencias. Por ello, resulta difícil encontrar grandes nombres de mujeres dentro de las primeras investigaciones científicas. Incluso, a pesar de haber protagonizado algunos avances en esta área, en ocasiones su trabajo fue ocultado o reconocido más tarde. Solo aquellas mujeres que contaron con la “permisividad” o el “cobijo” de un hombre de su entorno, tuvieron la oportunidad de contribuir a la sociedad con sus avances.

Hasta que comenzaron a tener acceso a las carretas científicas y tecnológicas. Entonces es cuando emergen grandes figuras científicas que contribuyeron con sus estudios y hallazgos, al progreso tal y como lo conocemos actualmente.

Al pertenecer al ámbito de la ciencia, en el sector energético las mujeres se han mantenido en un segundo plano. Pero es un hecho que algunos de los avances en los que participaron, marcaron un antes y un después. Y por ello, hoy las protagonistas son ellas.

Los nombres de las mujeres en la energía

El sector energético es el que es, también, gracias a ellas. Descubrimos los nombres de las mujeres que cambiaron el mundo de la energía a nivel internacional:

  • Lucia Galvani (1737-1798): esta mujer italiana se interesó por el mundo de la energía a través de los estudios de su marido, médico y Rector de la Universidad de Bologna. Este, fascinado por la electricidad como fluido nervioso, expuso en sus escritos cómo Lucia había descubierto el primer sistema cerrado de conducción del flujo energético. Este descubrimiento fue el origen de la pila voltaica.
  • Edith Clarke (1883-1959): fue la primera ingeniera eléctrica. Esta americana se graduó en el MIT en 1918, donde más adelante pudo impartir clases. Escribió un texto de referencia en el campo de la ingeniería de la energía. El manual Circuit Analysis of A-C Power Systems.
  • Marie Curie (1867 – 1934): la pionera entre las pioneras. Es una de las pocas mujeres dentro del ámbito científico que ha sido reconocida a nivel mundial. De la mano de su marido, Pierre Curie, logró importantes avances en el campo de la radioactividad. Avances que sentaron las bases de las centrales nucleares que producen actualmente energía. Fue la primera persona en obtener dos premios Nobel en dos campos diferentes, Física y Química.
  • Maria Telkes (1900 – 1995): esta mujer de origen húngaro obtuvo su doctorado en Fisicoquímica e impartió clases en el MIT. Fue una de las mayores inventoras del campo de la energía solar. Uno de sus mayores avances, fue el que se conoce como el primer sistema de calefacción solar instalado en una casa en Dover en 1948. También diseñó el primer generador termoeléctrico, una cocina solar que se sigue usando hoy en día.
  • Lise Meitner(1878 – 1967): esta física austriaca contribuyó con sus estudios sobre la reacción en cadena, a la existencia de la bomba atómica. Es conocida por sus investigaciones sobre la teoría atómica y la radioactividad, pero fue Otto Hahn a quien le otorgaron el premio Nobel de Química por ello. Más adelante sí recibió el reconocimiento merecido, al elemento químico 109 se le puso el nombre de meitnerio.

Aunque estas fueron las más conocidas, podríamos seguir añadiendo nombres de mujeres que contribuyeron con sus investigaciones al sector energético actual y, consecuentemente, a la calidad de vida de toda la humanidad.

Situación actual de la mujer en la energía

Actualmente, y tras una lucha constante a lo largo de la historia, las mujeres han logrado el mismo reconocimiento que los hombres. Pero es cierto que aún quedan cosas por cambiar. Según Woman In Bussines 2018, el porcentaje de mujeres en puestos directivos de grandes compañías y empresas parece haberse estancado en el 27%.

Si hablamos del sector energético, las mujeres tienen mayor presencia en el ámbito relacionado con la transición energética y las energías renovables. Así lo afirma el informe Renewable Energy: A Gender Perspective elaborado por la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA). Según este estudio, que contó con casi 1.500 participantes de 144 países, las mujeres representan el 32% de los trabajadores en energías renovables. Los participantes de la encuesta afirmaron que:

«Adoptar una perspectiva de género para el desarrollo de las energías renovables es importante para garantizar que las habilidades y opiniones de las mujeres formen parte de la creciente industria».

El punto de partida para que esos porcentajes puedan crecer, es precisamente ese lugar en el que esas mujeres del mundo energético se han formado, la universidad. El acceso a la universidad es universal, pero la falta de referentes femeninos en el mundo científico hace que las carreras STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) sean descartadas por muchas jóvenes desmotivadas al no verse reflejadas en los ámbitos profesional y académico.

En definitiva, para alcanzar una igualdad de género en el sector energético, es imprescindible eliminar las barreras que puedan existir, tanto en la etapa académica como en la profesional.

Un buen comienzo es estimular a las más jóvenes para que se atrevan con una carrera STEM, ofreciéndolas referencias de otras mujeres que se han formado en ciencias y tecnología. Un ejemplo es la campaña que lanzamos con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia: “Ella te cuenta”,  que contará con la voz y la experiencia de nuestras trabajadores para promover las carreras STEM en los colegios.

Desde las empresas, se debe incluir una política y plan de acción de diversidad e inclusión para ofrecer igualdad de oportunidades, sobre todo en el acceso de las mujeres a puestos de mayor responsabilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here