Si hace unos meses os recomendábamos una decena de libros cuya lectura no debería dejar pasar nadie interesado en la innovación, hoy aprovechamos la resaca de los premios Oscar y dirigimos nuestros ojos hacia el séptimo arte con las 6 mejores películas sobre innovación y emprendimiento.

Se trata de 6 filmes, estrenados a lo largo de las últimas tres décadas, que tienen como protagonistas a personajes (la mayoría inspirados en personas de carne y hueso) que decidieron salirse del camino marcado para crear nuevas sendas. Personajes que pueden servir de inspiración, y ofrecer lecciones vitales a todo aquel interesado en innovar o emprender.

Como, a partir de ahora, el artículo contiene spoilers de las películas, adjuntamos la lista de manera previa:

Tucker, un hombre y su sueño (1988)

Esta película de innovación, basada en hechos reales, está dirigida por el famoso cineasta Francis Ford Coppola y protagonizada por el oscarizado actor Jeff Bridges. Cuenta parte de la vida del ingeniero estadounidense Preston Tucker,  empresario y diseñador de automóviles. En concreto, se centra en el inicio de su carrera, cuando Tucker decidió construir el coche del futuro: un vehículo rápido y potente, y de bajo coste, que pretendía revolucionar el mercado.

Sin embargo, Tucker, como otros muchos innovadores, se topó con graves problemas para sacar adelante su prototipo. El peor, el poder de los grandes fabricantes de coches de la época, que unieron fuerzas para acabar con su sueño. Sin embargo, Tucker consiguió fabricar hasta 51 modelos de su Tucker Torpedo (un modelo Sedan conocido en la actualidad como Tucker 48, debido al año de su producción).

Jerry Maguire (1996)

Dirigida por Cameron Crowe (ganador de un Óscar por el guion de Casi famosos) y con la superestrella de Hollywood Tom Cruise al frente del reparto, esta película narra la historia de Jerry Maguire, un promotor de deportistas que trabaja en una de las mejores empresas de su sector, con un salario muy elevado, fama y grandes contactos. Sin embargo, tras ser plenamente consciente de que el dinero se ha convertido en el verdadero motor de su profesión, muy por encima de las personas, decide darle un giro radical a su vida.

Después de haberlo perdido todo debido a su decisión, Maguire emprende una nueva aventura, con un solo cliente (un jugador de fútbol americano de poca monta) y con la única ayuda de una secretaria. Pronto, Maguire empieza a convertirse en un innovador dentro de su ambiente laboral, al conducir su negocio basándose en principios muy alejados de los convencionales.

Piratas de Silicon Valley (1999)

Esta película bien podría ser uno de esos documentales de emprendedores. Escrita y dirigida por Martyn Burke, y basada en el libro Fire in the Valley: The Making of a Personal Computer, cuenta la rivalidad histórica entre dos grandes innovadores, como Bill Gates, fundador de Microsoft (interpretado por Anthony Michael Hall), junto a la historia e innovación de Steve Jobs, creador de Apple (interpretado por Noah Wyle).

Sin embargo, el interés del filme no reside tanto en la lucha entre Gates y Jobs, sino en poder contemplar una época (la década de los setenta) en la que Silicon Valley, una de las zonas más importantes del mundo en relación a la creación de startups, fue testigo de, probablemente, la mayor concentración de talento de su historia. El de dos genios que revolucionaron por completo el mundo de la informática gracias a sus innovaciones.

Cielo de octubre (1999)

De nuevo, estamos ante una película basada en hechos reales que se encuentra entre las 6 mejores películas sobre innovación y emprendimiento. En este caso, en la vida de Homer Hickam, un soñador que revolucionó su humilde pueblo natal, Coalwood, en Virginia Occidental (EE. UU.). Un pueblo donde la mina era el sustento de la gran mayoría de sus habitantes. Entre ellos, el del padre de Homer, que quería que sus hijos fueran mineros, como él. Sin embargo, todo cambió la noche del 4 de octubre de 1957, cuando el satélite soviético Sputnik fue lanzado al espacio.

A Homer le fascinó lo que vio: un vehículo surcando las estrellas. Tanto que decidió construir él mismo sus propios cohetes, ante la mirada atónita de sus familiares y sus vecinos. Para tal fin, se alió con tres amigos de su escuela, y con una profesora que vislumbraba mucho potencial en aquellos chicos (y cuya ayuda fue vital para el desarrollo de su aventura emprendedora, que ha evolucionado hasta llegar a formar las claves para apostar por el coworking). La pasión de Homer y su capacidad para superar obstáculos fueron tales, que consiguió cumplir uno de sus sueños: dejar atrás Coalwood y entrar a trabajar en la NASA, la agencia espacial más importante del mundo, a la que permaneció ligado toda su vida hasta su jubilación.

En busca de la felicidad (2006)

De nuevo nos encontramos ante la historia de un triunfador real en esta película de innovación y emprendimiento, Chris Gardner, interpretado de manera magistral por Will Smith en la película (lo que le supuso su primera nominación a un premio Óscar), que fue dirigida por el cineasta italiano Gabriele Muccino, y en la que Will compartió planos con su propio hijo: Jaden Smith.

Gardner, como muchos otros emprendedores, decidió invertir todos sus esfuerzos y su dinero en un proyecto. En su caso, la venta de escáneres de densidad ósea portátiles. Sin embargo, el negocio fracasó y Gardner se arruinó de la noche a la mañana. Tras ser abandonado por su mujer, tuvo que hacerse cargo de su hijo pequeño, así que se volcó en encontrar un empleo. Gracias a su tesón, a su esfuerzo y, también en gran medida, a su inteligencia, Gardner consiguió un puesto de trabajo en una empresa, aunque de carácter temporal. Sin embargo, gracias a sus innovaciones en el sistema de ventas telefónicas de la compañía, Gardner se ganó un puesto fijo después del periodo de prueba. Ese solo sería el primer paso en el ascenso meteórico de este emprendedor, quien, más adelante, creó su propia startup, gracias a la cual acabó siendo multimillonario.

La red social (2010)

Estamos ante la última de las 6 mejores películas sobre innovación y emprendimiento. Obviamente no podía faltar la película que cuenta la historia del nacimiento de Facebook, la red social más importante de la historia. David Fincher dirigió este filme, escrito por uno de los mejores guionistas de Hollywood, Aaron Sorkin, donde Jesse Eisenberg bordaba el papel de la innovación de Zuckerberg, el padre de Facebook, y una de las personas más influyentes del planeta.

Mucho se ha escrito ya de la vida de este innovador, pero sin duda esta película es imprescindible para quienes quieran conocer más a fondo cómo Zuckerberg se convirtió en la figura que es en la actualidad. El filme no cuenta solamente -con todo lujo de detalles- el proceso que lo llevó a desarrollar Facebook (y la polémica que lo rodeó), sino también aspectos muy interesantes sobre la vida privada y la personalidad de este programador neoyorquino, que pasará a los libros de Historia gracias a una aplicación que cuenta ya con 1.650 millones de usuarios por todo el mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here