2015 ha sido un año muy interesante respecto a la innovación y el emprendimiento, especialmente en el ámbito tecnológico: ropa capaz de medir nuestro ritmo cardiaco, drones al alcance de cualquiera, relojes inteligentes… Según el Índice Mundial de Innovación, Suiza, Reino Unido, Suecia, los Países Bajos y EE. UU. han sido los países más innovadores durante el año que acaba de terminar; de las mentes más brillantes de esas naciones han surgido tendencias de negocio que darán mucho que hablar durante los próximos años. En el blog de Endesa queremos presentaros cinco de las más innovadoras, cuyo impacto será global durante 2016.

Big Data

Ya hemos hablado aquí en varias ocasiones del fenómeno del Big Data, pero sin duda 2015 ha sido su año de consolidación a nivel empresarial como una herramienta clave para el crecimiento de los negocios. La aplicación del Big Data está suponiendo un avance muy importante en la transformación digital de un buen número de empresas, y en la obtención de mejoras sustanciales en el ahorro económico de las mismas. Como afirma Chris Twogood, vicepresidente de Desarrollo de Producto y Servicios de Marketing de Teradata, compañía líder en analíticas Big Data y aplicaciones de marketing,

las compañías ya no invierten en big data analytics por mero compromiso, la mayor parte de ellas están percibiendo el impacto material como resultado de esa inversión.

Precisamente un estudio realizado por Teradata ha revelado que el Big Data es una tecnología que impulsa oportunidades de innovación en tres áreas claves: el descubrimiento de nuevas ofertas de producto, el desarrollo de nuevos modelos de negocio y la monetización de datos para empresas externas. Muchos sectores se verán afectados positivamente por este fenómeno a muy corto plazo, como el de la sanidad, el de la seguridad o el del deporte, pues el análisis de datos masivos nos ayudará a encontrar soluciones a muchos de los grandes problemas a los que nos enfrentamos como sociedad.

Economía colaborativa

El término, acuñado por el analista Ray Algar en 2007, hace referencia a un nuevo tipo de consumo que consiste en poner en contacto a personas para que, mediante medios digitalizados, puedan intercambiar servicios o productos. El ascenso de la economía colaborativa podría calificarse de imparable.

En tiempos de crisis, los ciudadanos solo tienen en mente una cosa: ahorrar. Y gracias a este nuevo modelo es posible acceder a diferentes servicios por un precio más reducido gracias a la compartición de gastos.

Diversos sectores han experimentado la irrupción del consumo colaborativo. Uno de los más afectados ha sido el del turismo, con claros ejemplos de éxito empresarial como el de Airbnb, que solo el verano pasado registró millones de reservas, y que ha logrado superar en valoración a cadenas hoteleras de la talla de Marriott.

Otras startups exitosas de este tipo son, por ejemplo, BlaBlaCar, Uber, la española Wallapop o EatWith, un mercado comunitario que ha entrado con fuerza en el sector de la restauración poniendo en contacto a viajeros con nativos que quieran cocinar platos tradicionales para ellos.

tendencias_negocio_innovadoras_2015_blablacar

Foto cortesía de OuiShare

Coches inteligentes

Más de un millón de personas mueren al año en el mundo debido a accidentes de tráfico. Por tanto, es lógico que cada vez se busquen más soluciones para evitarlos, sobre todo en el ámbito tecnológico.

Una de las más punteras es el desarrollo de los llamados vehículos inteligentes, los cuales, según Sue Cischke, Vicepresidenta del grupo de Sostenibilidad, Medioambiente y Seguridad de Ford,

son la próxima frontera de las innovaciones para evitar colisiones que podrían revolucionar la experiencia de conducir y ayudar a reducir muchos accidentes.

Actualmente varias empresas están invirtiendo muchos de sus recursos de I+D+i en este tipo de innovaciones. Por ejemplo, Honda ha desarrollado un sistema de conducción asistida llamado Honda SENSING, que es capaz de analizar el entorno e identificar elementos en un radio de 60 metros.

Google, por su parte, anunció en 2015 su intención de comercializar un coche que no necesita la presencia de un conductor para circular, capaz de detectar otros vehículos, peatones o señales de tráfico.

También Mercedes-Benz presentó un vehículo autónomo experimental, el F 015 Luxury in Motion, que contará además con un sistema híbrido eléctrico, libre de emisiones de gases tóxicos.

En España, PSA Peugeot Citroën (que pretende poner en el mercado, en 2018, sus primeros coches con funciones de conducción autónoma) realizó con éxito el pasado noviembre una prueba de recorrido sin conductor, de Vigo a Madrid, con uno de sus vehículos.

Realidad virtual

La idea de realidad virtual -tal y como la conocemos- data de mediados de los años 60. El profesor y programador norteamericano Ivan Sutherland creó el primer visor de realidad virtual mediante un par de tubos de rayos catódicos. Unos años después, fue uno de los dos diseñadores del primer generador de escenarios tridimensionales, aceleradores y datos almacenados.

Esta innovación tuvo un gran impacto sobre todo en el sector militar, gracias al desarrollo de simuladores de vuelo, pero durante las últimas décadas su presencia se ha extendido a diversos sectores, como el del entretenimiento (especialmente a la hora de visionar películas en el cine) o la educación. Sin embargo, y gracias a importantes innovaciones, 2015 ha significado el inicio del auge de la realidad virtual, la cual promete hacerse muy patente en 2016.

La realidad virtual trata de crear en el usuario la sensación de estar físicamente presente en un entorno aparentemente real, generado mediante un software informático. Para disfrutar de esos escenarios virtuales, es preciso disponer de un dispositivo diseñado para tal fin: el casco de realidad virtual, que con el paso del tiempo ha ido evolucionando hacia las actuales gafas.

Actualmente hay varias empresas punteras diseñando visores muy avanzados con la idea de acercar esta tecnología a los hogares (siempre de la mano de los smartphones), como las gafas Oculus Rift de Facebook, que saldrán a la venta en primavera de este año, el HTC Vive de Valve para videojuegos, o las Google Cardboard, fabricadas con cartón y económicamente muy asequibles.

Con las nuevas tecnologías ya es posible también grabar vídeos esféricos, con cámaras que capturan una escena en 360º y en tiempo real. Por ejemplo, el Endesa Hackathon celebrado en 2015 fue registrado mediante este novedoso e innovador formato.

Internet de las Cosas

El concepto de Internet de las Cosas (conocido también como IoT, Internet of Things) no es precisamente reciente; fue propuesto por Kevin Ashton en 1999, en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, durante un estudio de sistemas RFID (identificación por radiofrecuencia). Sin embargo, gracias a la tecnología actual, la implantación de este sistema es cada vez más viable

El objetivo de este sistema es poder interconectar de manera digital los objetos que usamos cotidianamente mediante Internet, y enrutar la información recabada para su posterior análisis. Si este alcanzara todo su potencial, estaríamos hablando sin duda de una auténtica revolución social.

Imaginemos, por ejemplo, una cocina en la que todos los electrodomésticos se encontrasen conectados a la Red; un frigorífico capaz de enviarnos un mensaje al móvil cuando está a punto de caducar un alimento o una lavadora activable desde el trabajo mediante una app. Y todo ello con la práctica de la eficiencia energética como uno de los objetivos clave.

Varias empresas de primer nivel han estudiado a fondo las posibilidades que ofrece este concepto y ya se preparan para afrontar su desarrollo y el impacto de este; compañías como IBM, Intel, Google (que en 2014 compró Nest, una empresa que vende detectores de incendios y termostatos inteligentes), o Cisco, cuya importancia en este proyecto sería muy importante gracias a su extensa red de routers a y su software de red, entre otras cosas.

En España, Mapfre ha sido una de las empresas pioneras en la instalación de sensores en los vehículos de sus asegurados para medir su forma de conducir, y poder así conceder primas a las polizas de los conductores más prudentes.

Foto de cabecera cortesía de Jalisco Campus Party

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here