Noruega se ha propuesto para 2023 que toda la flota de taxis que circulen por el país debe ser 100% cero emisiones. Esta medida, la cual podría resultar precipitada en otros países, es bastante factible para los noruegos ya que su país es el líder del mercado europeo por volumen de coches eléctricos vendidos en 2018. En total, 46 mil coches eléctricos fueron vendidos a sus casi 5,3 millones de habitantes.

Este objetivo requiere una importante inversión en desarrollo de infraestructuras que permitan cargar los vehículos de forma rápida. Finalmente es una empresa finlandesa la que ha dado con una solución que hará que la ciudad de Oslo se posicione como una smart city europea de referencia y una green city.

Un sistema inalámbrico de carga en las paradas

Fortum Charge & Drive es la compañía responsable de construir un sistema inalámbrico de carga para taxis eléctricos. Cada parada tendrá instaladas en el asfalto placas por inducción que conectarán con receptores colocados en los coches, y que permitirá cargar hasta 75 kilovatios. Fortum asegura que su tecnología garantiza velocidad de carga y eficiencia para cargar una flota de transporte público 100% eléctrica.

Taxi eléctrico con recarga inalámbrica

Anikka Hoffner, directora de Fortum Charge & Drive ha declarado en nota de prensa: «Instalaremos los cargadores inalámbricos en las paradas de taxis, como la de la Estación Central de Oslo. Los taxis podrán conducir hasta el cargador y se iniciará automáticamente una sesión de carga inalámbrica. Esto permite que los taxis recarguen en un lugar donde de todos modos estarían esperando a nuevos clientes. La diferencia es que no emitirán gases de escape mientras esperan, sino que recibirán energía renovable para cargar la batería del taxi».

Otra de las compañías responsables en este proyecto es la estadounidense Momentum Dynamic especializada en tecnología de carga. Su CEO, Andrew Daga, expuso la visión de la empresa:

«Creemos que este proyecto proporcionará al mundo el modelo que necesita para mantener los taxis eléctricos en funcionamiento continuo las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Se basará en el éxito que hemos demostrado con los autobuses eléctricos, que también necesitan ser cargados automáticamente durante todo el día para poder seguir funcionando. Momentum está muy entusiasmado de trabajar con la gente de Oslo y con nuestro socio Fortum».

Movilidad eléctrica en el transporte público

Como indicaba en sus palabras Andrew Daga el autobús eléctrico ha sido una apuesta exitosa en todo el mundo. Sin ir muy lejos, en Barcelona se instaló en 2016 el primer punto de recarga ultrarrápida por pantógrafo para los autobuses de la línea H16. Esto fue un hito en España, y colocó a la ciudad condal a la vanguardia europea.

Desde Endesa impulsamos la iniciativa en colaboración con TMB (Transports Metropolitans de Barcelona), y se enmarca en el proyecto ZeEUS (Zero Emission Urban Bus System), el cual estaba financiado por fondos europeos.

Otro de nuestros proyectos pioneros en movilidad urbana es PALOMA (Prototype for Alternative Operation Asset), un prototipo de carga rápida por contacto en el suelo para autobuses eléctricos. El objetivo principal es duplicar la autonomía de estos vehículos sin que afecte al tiempo de espera de los pasajeros.

Zona de recarga para coche eléctricos con recarga inalámbrica

Este proyecto ha sido desarrollado junto a las empresas Mansel y Alstom en la ciudad de Málaga, donde se ha instalado un sistema de carga en las paradas finales de cada línea de autobús eléctrico. Gracias a esta tecnología el vehículo puede rodar una jornada entera sin tener que pasar por cocheras para una recarga completa.

En este caso, la tecnología SRS (Solución de Recarga Estática) es la utilizada como base para desarrollar el sistema de PALOMA a través de técnicas de alimentación por suelo. El autobús se recarga por zapatas colectoras colocadas en la parte inferior del vehículo y se activan mediante señales de telecomunicaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here