El agua es un recurso imprescindible. Esta afirmación puede sonar superflua dada su evidencia, pero es relevante recordar su importancia al echar un vistazo a los últimos informes de organismos como la ONU.

Según esta, una cuarta parte del planeta tendrá escasez de agua potable en 2050 y su demanda crecerá por encima del 40%. No son solo datos sobre el futuro: el uso de este recurso imprescindible para la vida se ha multiplicado por seis en las últimas décadas.

Un cambio de modelo hacia la economía circular se plantea como nuevo protagonista de este paradigma. Los recursos naturales forman parte de nuestra actividad diaria, y su uso debe plantearse de forma sostenible.

De hecho, la gestión del agua puede ser, en este sentido, circular. Encontramos uno de los mayores ejemplos en la generación hidroeléctrica, en la cual el 99% del agua captada se devuelve al medio para ser nuevamente utilizada. Con este sistema, la administración de los recursos hace honor al concepto «multi R» a través de la reutilización.

¿Economía circular y generación hidroeléctrica?

Más allá de la producción 100% renovable, la gestión diaria y responsable de las centrales hidroeléctricas también se centra en colaborar directamente con la sostenibilidad del territorio desde diferentes ámbitos:

  • Asegurando el consumo humano, el caudal ecológico y el abastecimiento para el regadío.
  • Regulando el caudal y gestionando aquellos momentos del año en los que se pueden producir crecidas e incluso inundaciones, así como para aportar un mayor caudal en caso de sequía.
  • Promoviendo actividades culturales y deportivas, creando espacios deportivos que puedan servir de escenario para actividades locales que responden al modelo de economía circular.
  • Abriendo las instalaciones a la educación, para ayudar a compartir un modelo con el que alcanzar un futuro basado en la reducción, la reutilización y el reciclaje.

Protección del medio ambiente alrededor de los ríos

El agua, entendida como recurso e indispensable para la vida, juega un papel transcendental en la conservación de la biodiversidad. Esto se refleja en muchos proyectos medioambientales relacionados con el agua y los recursos hídricos.

Por ello, realizamos diferentes actuaciones para preservar el hábitat natural de las especies que viven de forma muy vinculada a los ríos. Desde la protección de colonias de murciélagos que habitan en galerías de centrales hidroeléctricas, la instalación de cajas nido y el rescate de la fauna piscícola, hasta la valoración y estudios de los ecosistemas, todos estos proyectos evidencian la convivencia y la conservación de la biodiversidad.

Endesabats, murciélagos y Endesa

La gestión eficiente de los recursos hídricos es un beneficio para todos. Este conjunto de acciones nos garantiza que la economía circular siga en desarrollo en nuestros procesos de manera correcta. De este modo, la reutilización del agua y su uso responsable en todas las etapas ayuda al disfrute de la misma de forma sostenible. ¿Te sumas a la unión de economía circular y agua?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here