El ciudadano inteligente es una pieza trascendental en el desarrollo de las Smart Cities. Y, dado que estas no pueden concebirse sin la implementación de la innovación, debe entenderse que la tecnología ayuda al propio ciudadano a autogestionar su propio entorno de una manera más activa y eficiente.

Las Smart Cities y sus ciudadanos

Una Smart City, o ciudad inteligente, es aquella ciudad que utiliza la tecnología con el fin de proveerla de una infraestructura que garantice una sostenibilidad económica, social y medioambiental. La Smart City nace de la necesidad de mantener una armonía entre dichos aspectos.

En este sentido el ciudadano juega un papel crucial, convirtiéndose en el protagonista de la nueva ciudad. El llamado Smart Citizen lleva a cabo acciones para gestionar su propio entorno, en relación al ahorro de energía, el reciclaje, el uso de nuevas tecnologías, la movilidad eléctrica, etc.

La telegestión

El término de telegestión está muy relacionado con los contadores inteligentes, que son el punto de contacto de la vivienda con la compañía eléctrica. Este dispositivo, junto al resto del sistema de telegestión, garantiza una mayor rapidez, eficiencia y facilidad de relación entre el proveedor de electricidad y los clientes. Al funcionar digitalmente, permite transferencias de información automáticas y complejas. Además, por un lado permite a los clientes saber:

  • Cuánto y cómo están consumiendo.
  • Comunicar sus datos de lectura de manera remota.
  • Elegir entre las ofertas disponibles en el mercado sin tener que sustituir el contador.

Y por otro lado, a la compañía eléctrica le da la posibilidad de mejorar la explotación de su red, de resolver posibles incidencias con mayor rapidez y de efectuar de forma remota operaciones de modificación del contrato.

La gestión de la energía y el ahorro energético

Quizás la principal puerta que la telegestión abre al Smart Citizen es la de permitirle gestionar la energía que consume; dotando al ciudadano de las posibilidades anteriormente comentadas.

Nos preocupa cómo ahorrar luz en nuestras viviendas, analizamos las facturas al milímetro y, sobre todo, nos preguntamos qué hacer para reducir este gasto sin renunciar a nuestro confort. Las mejores soluciones no pasan por apagar la luz e ir a oscuras por casa o no poner el aire acondicionado. Lo realmente necesario es recibir asesoramiento sobre cómo usar la energía.

De esta manera, el cliente es más conocedor de cómo consume la energía, lo que le permite realizar acciones para optimizar su uso, sin que por ello su calidad de vida sea inferior a la acostumbrada.

Se trata, por lo tanto, de usar la energía que está a nuestro alcance de una manera eficiente. El ahorro energético supone un ahorro de recursos naturales para salvaguardar al medio ambiente y fomentar un desarrollo sustentable. Por este motivo, debemos ser responsables mediante un consumo de la energía moderado.

La telegestión, pues, se une a otros campos, como los Smart Buildings y la generación eléctrica distribuida, para aportar servicios de gestión energética, bienestar y comunicación. Lo que permitirá al ciudadano inteligente ganar calidad de vida en el hogar.

infoEnergía

Por todo ello, los particulares que cuentan con contrato de electricidad en sus viviendas con Endesa ya disfrutan de forma gratuita de infoEnergía, un innovador servicio que les ayuda a entender su consumo de forma sencilla y a reducir el importe de sus facturas.

Controlar y gestionar el consumo eléctrico de los hogares de nuestros clientes es ahora más sencillo, ya que con Infoenergía cuentan con un área privada en la web donde pueden:

  • Obtener información sobre el consumo eléctrico de la factura actual.
  • Conocer el consumo medio de viviendas similares en el barrio, municipio o provincia. Gracias a gráficas comparativas, el cliente podrá tener más información sobre su consumo en relación a otros ciudadanos de un perfil semejante.
  • Comparar su consumo actual con la media de los últimos 12 meses y también en relación al mismo periodo en el año anterior.
  • Obtener equivalencias de su consumo eléctrico, traduciéndolo a: días de iluminación por tipo de bombilla, número de lavados de una lavadora o de un lavavajillas, días de uso de una nevera, de aire acondicionado…
  • Comparar la evolución del consumo durante los dos últimos años así como con respecto a la temperatura exterior.
  • Obtener recomendaciones sobre la potencia a contratar en cada hogar concreto.
  • Recibir consejos de ahorro energético.

En definitiva, infoEnergía permite al Smart Citizen comenzar a tener más información sobre sus hábitos de consumo energético, lo que le facilita realizar acciones en pro de optimizarlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here