En 2016 nos hacíamos eco de las ventajas de los -cada vez más numerosos- espacios de trabajo colaborativo (o coworking), y de la inauguración del Open Power Space (OPS), que desarrollamos en Madrid como parte de nuestro plan de transformación digital.

Pues bien, el Open Power Space acaba de cumplir un año. Su funcionamiento durante estos doce meses, los eventos que ha acogido y sus innumerables posibilidades de futuro bien merecen celebrarlo y dedicarle otro post.

¿Por qué un espacio colaborativo?

El Open Power Space es un entorno diseñado para promover la colaboración y procesos creativos entre personas de nuestra compañía, partners y colaboradores. Es decir, un espacio donde desarrollar todo tipo de proyectos de manera conjunta (cualquier idea, sea interna o externa, es bien recibida) y siempre con la innovación en el punto de mira. Especialmente la abierta, que es la base de este proyecto.

La innovación abierta, pues, es la piedra angular del OPS. Este tipo de innovación apuesta precisamente por la creatividad, la colaboración (a la hora de compartir ideas y de ponerlas en marcha) y las metodologías de trabajo más disruptoras. Y nuestro espacio se nutre de todas ellas.

Un entorno Open Power

El espíritu Open Power se ve reflejado en los objetivos de este especial entorno, enmarcados dentro de nuestra iniciativa BE DIGITAL:

  • Impulsar la creatividad y la innovación mediante la creación de una comunidad de personas que trabajen de manera colaborativa.
  • Encontrar talento digital, tanto externo como interno (empleados de Endesa, trabajadores freelance, partners, etc.).
  • Ayudar a reducir el time-to-market de nuestros proyectos digitales, algo esencial para favorecer la experiencia de los clientes.
  • Sembrar la semilla de un necesario cambio cultural, relacionado con la búsqueda de una nueva manera de trabajar, mucho más eficiente y abierta.

El Open Power Space, además de fomentar la curiosidad y potenciar la imaginación de todos sus participantes, cumple una función divulgativa entre los empleados, relacionada sobre todo con la digitalización empresarial por la que atraviesan nuestras sociedades actualmente. Creemos que es vital que se extienda por toda la compañía –y no solo por la nuestra, sino por todas– una cultura de innovación y de tolerancia hacia el error.

Para nosotros, el Open Power Space se ha convertido en un punto de encuentro vital entre las mentes más creativas de la empresa y las de nuestros stakeholders. Desde que abriera sus puertas por primera vez en febrero de 2016, el espacio ha sido testigo de interesantes eventos, ha dado soporte a nuevas líneas de negocio y ha visto nacer equipos polivalentes y multidisciplinares y redes dinámicas de personas con metas comunes. El espacio de coworking se encuentra en plena ebullición de ideas y de iniciativas muy interesantes. Sin ir más lejos, actualmente el espacio acoge catorce proyectos digitales diferentes, y a lo largo de 2017 este número continuará aumentando.

En definitiva, el OPS es un catalizador del cambio profundo que nos está tocando vivir. ¿Pero cómo lo hace?

Así funciona el Open Power Space

El espacio de coworking, dirigido por nuestra compañera Malena Calva, tiene cuatro reglas principales que convierten este espacio –con capacidad para ochenta personas– en un lugar ideal para crear y trabajar:

  • Ningún puesto de trabajo está asignado a una persona. Es decir, cualquier empleado o colaborador externo que desee trabajar en el OPS, puede utilizar cualquiera de los puestos libres.
  • Todas las videoconferencias han de ser abiertas. Es decir, no se ceñirán estrictamente al ámbito corporativo.
  • No se pueden utilizar cables. Gracias a la tecnología chromecast instalada en las pantallas del Open Power Space, trabajar allí resulta tremendamente cómodo, ya que se evitan las marañas de cables por el suelo y bajo los pies.
  • No se pueden instalar impresoras. Toda la información se comparte de manera digital, por lo que se evita el uso de papel. El objetivo: favorecer la conservación del medioambiente.

Por otro lado, el espacio cuenta con numerosos elementos que son los que lo hacen tan especial, desde taquillas personales para los trabajadores a superficies útiles (sobre las que es posible trabajar tanto con rotuladores, post-its, etc.), o cabinas exclusivas para poder hablar por teléfono sin molestar al resto de usuarios. Veamos los cuatro más interesantes:

  • Se trata de salas diseñadas para realizar trabajar colaborativos que requieran de mucha concentración.
  • Conference Box. Este es un pequeño espacio destinado a las videoconferencias individuales.
  • Creative Meeting. Una sala en la que dar rienda suelta a la creatividad. Cuenta con una pared curva con superficie útil.
  • Blue Point. Es el lugar más importante del entorno, pues en su área circular, rodeada de asientos en forma de grada, es donde se realizan todas las conferencias y los eventos.

Celebrando el primer aniversario

Como decíamos al inicio de este post, el Open Power Space ha alcanzado su primer año de vida y estamos seguros de que cumplirá muchos más, gracias a las ideas que seguirán viendo la luz y a las decisiones estratégicas que se tomarán en su interior.

Con motivo de estos doce meses de éxitos celebramos un evento en el propio espacio, en el que habrá conferencias, una performance y un workshop digital, y que cuenta con la presencia de Pau García Milá, fundador de la plataforma eyeOS, que hablará sobre “Fast Innovation”, y de la importancia de las ideas y de las personas en el ámbito de la innovación.

Todo lo acontecido en el evento se podría seguir en directo, mediante Twitter y Periscope (a partir de las 16:30), a través del hashtag #OpenPowerSpace.

 

Botón

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here