Las ideas se mueven. Afortunadamente. Porque gracias a ese movimiento constante, el ser humano ha podido llegar al punto donde nos encontramos ahora mismo. Es decir, a un presente en el que los avances tecnológicos y científicos, desarrollados con el claro objetivo de facilitarnos la vida, están a la orden del día. Han sido precisamente ideas brillantes las que nos han brindado, durante lo poco que llevamos de siglo XXI, inventos revolucionarios que están dando mucho que hablar.

Sin embargo, una buena idea necesita un segundo paso para convertirse en esa innovación deseada: la ejecución. Como dijo en una ocasión el insigne médico español Santiago Ramón y Cajal:

Las ideas no duran mucho. Hay que hacer algo con ellas.

Una idea que surge en nuestro interior puede acabar desvaneciéndose si no la convertimos en una realidad, si no la impulsamos más allá del espacio abstracto que es la mente. Y a veces, necesitamos ayuda para hacerlo. Para tal fin existen iniciativas tan importantes como Las ideas se mueven, organizada por la Fundación Universidad-Empresa y por Endesa, cuya segunda edición arranca este año.

Las ideas se mueven a Madrid

Si en 2015 fue Barcelona la ciudad española que acogió esta interesante experiencia, en esta ocasión le ha tocado el turno a Madrid. Sin duda, la primera edición del concurso fue todo un éxito: se recibieron más de 150 ideas de estudiantes universitarios y de formación profesional, y las tres ideas ganadoras, nacidas de las mentes de Oriol Liarte, Jaime Boldú y Cristian Olmo, fueron realmente interesantes: una superficie con la que es posible calentar diferentes espacios aprovechando el calor del cuerpo humano, un sistema que permite ahorrar el agua fría que sale del grifo mientras los usuarios esperan que se caliente, y una red de transporte urbano que funciona con electricidad, y que está formada por vehículos que cuentan con trayectorias predefinidas sobre el mapeado de las calles.

Este año, la competición, abierta a alumnos de la Comunidad de Madrid de entre 18 y 27 años de edad, y dedicado a la innovación energética, se dividirá en tres fases:

  • La primera es la concepción de la idea, la cual tiene que estar relacionada con alguno de los compromisos de Endesa: la calidad del servicio energético, la protección del medio ambiente, la eficiencia energética… Una vez concebida, solo hay que subir la idea a la plataforma antes del 20 de noviembre. Para ello es necesario rellenar un sencillo formulario: http://www.lasideassemueven.com/#quees.
  • La segunda fase solo incumbe a las tres ideas que sean elegidas para avanzar a la final. Del 22 al 24 de noviembre, y a bordo del Endesa Van (un vehículo eléctrico), los tres finalistas podrán recorrer Madrid mientras comparten su novedosa idea con un experto que les ayudará a darle forma y a reforzar los puntos débiles de la misma.
  • Por último, el 1 de diciembre, durante un evento que tendrá lugar en la sede social de Endesa en Madrid, los tres finalistas tendrán que presentar su idea en público. Después, tras el fallo del jurado, se procederá a repartir los premios: 1.000 € para el tercer clasificado, 1.500 € para el segundo y 3.000 € para el primero.

El autor o la autora de la mejor idea obtendrá también una plaza en Bridge, un programa para titulados universitarios y titulados de formación profesional de grado superior, organizado por la Fundación Universidad-Empresa. Esta iniciativa, que tiene como objetivos mejorar la empleabilidad de los estudiantes, ayudarles a desarrollar sus competencias personales y fomentar entre ellos la innovación y el aprendizaje individual y colaborativo, combina una formación académica valorada en más de 14.000 € con prácticas remuneradas en una empresa, que en este caso sería Endesa.

La plataforma de “Las ideas se mueven” ya está recibiendo las primeras ideas, todas ellas muy interesantes, como, por ejemplo, unos semáforos inteligentes que avisen a personas con discapacidad y que puedan gestionar el tráfico de manera autónoma durante una emergencia, un electrodoméstico que fusione el microondas y el frigorífico, o la obtención de energía a través de las algas, usándolas como biomasa.

En tanto que haya alguien que crea en una idea, la idea vive. – José Ortega y Gasset

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here