No hace mucho, hablábamos en el blog de la importancia de establecer un nuevo paradigma de innovación abierta, basado en la colaboración y el intercambio de ideas. Ideas que, como hemos incidido en otras ocasiones, pueden convertirse, a través de una correcta gestión,  en innovaciones que hagan progresar nuestras sociedades.

Para llegar a obtener esos adelantos, es también vital proporcionar una buena educación a los ciudadanos desde la infancia. Inculcarles el valor de las citas sobre innovación, de la tecnología o de la eficiencia energética, es uno de los puntos claves para alcanzar una necesaria concienciación social respecto a la urgencia del establecimiento de un nuevo modelo energético más sostenible.

La innovación en la universidad

Conjugar ambos elementos (innovación abierta y educación en energía) es un reto muy interesante de cara a las universidades. Es el alumnado de estas quien se encuentra más cerca de dar el salto al mercado laboral, emprender nuevos negocios, crear startups y, en definitiva, introducir cambios en la sociedad que nos conduzcan al desarrollo de avances y mejoras en diferentes campos.

Hace más de tres décadas, y basándose en esos principios, la Cámara Oficial de Comercio de Industria de Madrid creó la Fundación Universidad Empresa (FUE), cuyo objetivo es promover y desarrollar mecanismos de conocimiento, diálogo y colaboración entre la empresa y la universidad. Del compromiso de la FUE y de Endesa con los valores antes mencionados, nació Las ideas se mueven, una interesante iniciativa de la que ya hablamos aquí brevemente, y que ahora, una vez concluida su primera edición, desarrollaremos más en profundidad.

El concurso

Las ideas se mueven es un concurso que tiene como fin fomentar la creatividad y el dinamismo de los universitarios en la gestación de ideas que tengan que ver con un uso correcto de la energía. Está dirigido a estudiantes menores de 26 años, y, aunque en esta ocasión se ha realizado exclusivamente en Cataluña, está previsto extenderlo a otras comunidades autónomas. Además de premios en metálico para los tres finalistas, el ganador tiene la oportunidad de realizar prácticas profesionales remuneradas en las instalaciones de Endesa, gracias al programa STEP de la FUE, una iniciativa que aúna prácticas empresariales con formación experiencial a través de dos aspectos diferentes: un Plan de Formación Académico en la Universidad y un Plan de Prácticas en Empresas.

En esta primera edición del concurso, un centenar de estudiantes han presentado sus ideas, relacionadas siempre con la eficiencia energética, la innovación, la conservación de la biodiversidad o la calidad del servicio energético. De esas cien, se seleccionaron setenta que cumplían todos los requisitos, y de las que surgieron las tres finalistas (hablaremos de ellas más adelante). Sus creadores tuvieron entonces la oportunidad de mantener un encuentro con expertos de Endesa en la materia de cada proyecto, para recibir asesoramiento. Estas reuniones se llevaron a cabo de una manera muy novedosa: en el interior de un vehículo eléctrico llamado Endesa Van.

Los ganadores

El pasado día 12, los finalistas expusieron sus proyectos ante más de doscientas personas y recibieron sus galardones en un evento celebrado en Barcelona. Además, otros diez participantes que habían presentado proyectos muy interesantes, pero que no habían alcanzado la final, pudieron disfrutar una sesión de networking con expertos de Endesa para recibir feedback sobre sus ideas.

Estos son los tres estudiantes premiados y los proyectos que presentaron:

  • Tercer puesto: Cristian Olmo Novoa, barcelonés estudiante de Ingeniería en Disseño Industrial de la UPC – Escola Politècnica Superior d’Enginyeria de Vilanova i la Geltrú. Diseñó una red de transporte urbano electrificado compuesta por vehículos con trayectorias predefinidas sobre el mapeado de las calles de la ciudad. Estos vehículos pueden ser controlados desde una aplicación informática. Premio: 1.000 €.
  • Segundo puesto: Jaume Boldú Sardans, de Manresa, y estudiante de Ingeniería en Tecnología y Sistemas de Navegación de la Facultad de Náutica de Barcelona de la UPC. Presentó un sistema que permite ahorrar el agua fría que sale del grifo mientras los usuarios esperan que se caliente. Un sistema especialmente interesante para la tripulación de los barcos, en los que escasea el agua dulce. Premio: 1.500 €.
  • Primer puesto: Oriol Liarte Torrelles, de Lleida y estudiante de Máster de Ingeniería Industrial en la Universitat de Lleida. Su proyecto, denominado Omni Surface, tiene como finalidad calentar espacios interiores aprovechando el calor que desprende el cuerpo humano gracias a un dispositivo que se instala en las paredes. Premio: 3.000 € y prácticas remuneradas en Endesa.

ganador_las_ideas_se_mueven

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here